Baños químicos, venta y arriendo de baños químicos, habitáculos móviles, construcciones modulares, campamentos mineros y limpieza de fosas, Ecosan Chile.

La arquitectura modular como proyecto eco sostenible

09 de noviembre de 2017

Que los diferentes procesos de edificación trabajan por reducir su impacto medioambiental no es ningún secreto; pero cuando se habla en materia de eco sostenibilidad, es en la construcción modular donde encontramos un importante avance.

 Hablamos de arquitectura modular como proyecto sostenible porque reduce al mínimo el impacto ambiental sobre el entorno de la localización final. Esto es posible porque a diferencia de la construcción tradicional, el proceso de producción y montaje se llevan a cabo íntegramente en fábrica y simplemente se reserva para su lugar de destino el posado y el ensamblaje.

Al tratarse de un proceso de  fabricación, instalación y montaje in situ, se elimina buena parte de los residuos y los desechos propios de la ejecución de la obra, lo que también viene acompañado de una importante reducción del impacto acústico y ambiental. De este modo vemos como el proceso de instalación de los módulos  prefabricados, donde se reduce al máximo los ruidos, el polvo y otros desechos, es infinitamente más limpio y respetuoso con el entorno que la obra tradicional.

 Hablamos de arquitectura modular como proyecto sostenible porque reduce al mínimo el impacto ambiental sobre el entorno de la localización final. Esto es posible porque a diferencia de la construcción tradicional, el proceso de producción y montaje se llevan a cabo íntegramente en fábrica y simplemente se reserva para su lugar de destino el posado y el ensamblaje.

Al tratarse de un proceso de  fabricación, instalación y montaje in situ, se elimina buena parte de los residuos y los desechos propios de la ejecución de la obra, lo que también viene acompañado de una importante reducción del impacto acústico y ambiental. De este modo vemos como el proceso de instalación de los módulos  prefabricados, donde se reduce al máximo los ruidos, el polvo y otros desechos, es infinitamente más limpio y respetuoso con el entorno que la obra tradicional.

 En el terreno del ahorro energético, los actuales proyectos de arquitectura modular garantizan el cumplimiento  de los convenios de reducción de tasas en consumos y suministros.  Es decir, este sistema constructivo permite racionalizar el uso de energías y reducir las tasas de consumo de agua y de electricidad hasta un 40%.

Para el cerramiento de la edificación, las fachadas, los forjados y la carpintería exterior se utilizan se utilizan elementos capaces de asumir diferentes tipos de aislantes y diferentes espesores. De esta manera, con un mismo esqueleto modular, es posible mejorar la efectividad del propio aislamiento y hacer frente a diferentes situaciones climáticas.

Además, esta versatilidad para instalar módulos prefabricados con mayor libertad permite adoptar también un carácter bioclimático donde entran en juego otros factores que facilitan la adaptación natural de las instalaciones con su entorno, como es la orientación de la edificación, su inercia térmica, su captación solar y la protección de vientos dominantes y temperaturas extremas.

 Las instalaciones modulares también presentan la ventaja de poder ser reubicadas y reutilizadas. En el 60% de las ocasiones, los módulos prefabricados pueden ser nuevamente instalados en una ubicación diferente, lo que evita tener que fabricar una nueva estructura con su correspondiente consumo de recursos e impacto ambiental. Esta circunstancia resulta impensable  con la construcción tradicional. Por otra parte, una vez terminada la vida útil de las construcciones prefabricadas,  los módulos de metal son reciclables al 98%.

Entre las otras características propias de la arquitectura modular sostenible, se pueden mencionar la posibilidad de personalizar cada  proyecto, de agilizar plazos de entrega  y de tener un mayor control sobre los recursos energéticos, materiales y humanos necesarios para su implementación. Los esfuerzos destinados en el desarrollo de la construcción modular dan sus frutos en un sistema de edificación eficaz y que cumple con las tres R: Reutilizar, Reducir y Reciclar.

Autor: Ecosan Chile